Hoy analizamos uno de esos oscuros objetos de deseo por parte de los adolescentes de hoy en día, los afamados auriculares BEATS y de como estos han pasado de la mala calidad a la estafa.

Cualquiera dentro del sector de la música profesional, (técnicos de sonido, Dj’s, músicos profesionales o aquellos usuarios que prestan especial atención en la compra de unos auriculares de calidad por el simple placer de oir bien la música incluso después de sucumbir al formato MP3 impuesto), se habrán percatado del efecto de los auriculares Beats.

Beats es el claro ejemplo de objeto «aspiracional», es decir, ese objeto al que muchas personas (no todas) aspiran adquirir para lograr diferenciarse del resto y copar así un puesto y un estatus social superior como lo pueden ser un Iphone o un Mercedes al que muchos aspiran solo por el hecho de pertenecer al club de la estrella independientemente si uno lo compra a plazos o de segunda mano. ¡Ojo!, con esto no decimos que cualquier cliente de Apple o Mercedes sea un prepotente y un elitista. Vivimos en una sociedad de consumo capitalista y cada cual es libre de pagar lo que considere justo o no.

Aquí radica la cuestión, no vamos a discutir si el Iphone es o no un buen móvil,  que en mi opinión lo es,  y tampoco si vale la pena pagar 800 ó 900 € por él, lo que vamos a discutir es si a alguien le gusta gastar su dinero en humo.

mamarracha-lady-gagaComo decíamos anteriormente los auriculares Beats by Dr. Dre  se convirtieron en esos auriculares que todo joven quiere llevar en sus orejas, bien por su estética de lineas modernas y estilizadas, bien por conseguir esos mismos auriculares que exhiben continuamente sus ídolos como Gerard Piqué, Cristiano Ronaldo, Lebron James, la mamarracha de Lady Gaga y demás estrellas famosas.

Un precio elevado, la publicidad mostrada por sus ídolos en vídeos musicales y que viniera Apple y comprara Beats el año pasado por 3.000 millones de dólares son los ingredientes perfectos para convertir el objeto en «ese deseable objeto tecnológico». «…Si lo vende Apple debe ser bueno».

Y esto es exactamente lo que cuestiona el verdadero modelo de negocio detrás de Beats.  Los productos Beats no venden calidad, sino apariencia. Pero esto no trata solo de un engaño importante por parte de Beats y Apple.

Si la calidad de estos auriculares ya era desde un iniciopardillos-beats bastante deplorable, lo realmente importante es lo que se ha descubierto a posteriori. La semana pasada leía un interesante artículo en Gizmodo donde descubren que hay detrás de estos auriculares.

Lo realmente cierto es que BOLT, una empresa que realiza análisis de hardware, se ha encargado de desguazar el modelo Solo de Beats para analizar su interior, la sorpresa ha sido que dentro vienen unas planchas de acero sin ninguna utilidad mecánica que solo aportan peso al conjunto para empezar, cómete esa!.

Una de las mejores cosas de los auriculares Solo es lo sustanciales que se sienten. Un poco de peso hace que el producto se sienta sólido, durable y valioso. Una manera de conseguir esto de forma barata es fabricar algunas piezas de metal para añadir peso. En estos auriculares, el 30% del peso viene de 4 pequeñas piezas de metal que está ahí solo con el único objetivo de añadir peso.

Desguace-Beats

Los auriculares están fabricados de una forma increíblemente barata. La compañía prescinde de todo lo que puede; pega piezas con pegamento en lugar de tornillos y reduce lo más posible el número de piezas.

Sorprendentemente, a pesar de todo lo que dice Beats sobre la precisión del sonido, ¡los auriculares utilizan drivers completamente estándar!. otra doblada!

El análisis final revela, que el precio de coste de unos auriculares así es de unos 16 USD, si le sumamos gastos de distribución, marketing, servicios derivados y demás no deberían costar más de 49€ en la calle. La lástima es que solo los puedes comprar a partir de 200€

La cruda realidad es que los auriculares de Beats by Dre son una basura. Además de su pésimo sonido, están básicamente diseñados para romperse. Aún así, venden millones y millones de unidades. Es un negocio perfecto. Coges basura y la vendes por una fortuna. ¿Cómo lo hacen?. No se si la respuesta la podría dar Apple o los creadores de la Powerbalance, pero lo cierto es que es un «negociako total».

Y todo esto ahora que se descubre el pastel, pero tiempo atrás ya se inició un debate entre puristas del sonido donde a Beats le daban caña de la buena, Puedes seguir leyendo sobre la calidad de Beats en este artículo de Gizmodo.

Así que si conoces a alguien interesado en adquirir unos auriculares, comparte con él esto, antes de que pague por humo.